NovelsFamilyMedlarWorkshopMakhilaBasque Country

Infos, coordonnées, plan du site







La familia AINCIART-BERGARA

Hoy en día, Charles BERGARA y su hija Nicole perpetúan en Larressore una tradición familiar. Charles trabajó con su padre Joanes BERGARA y después le sucedió.

Joanes BERGARA se casó con Marie Jeanne AINCIART cuyo padre Jean, nacido en 1862, le enseñó el oficio. Su suegro conocía los secretos de fabricación a través de su padre Antonio, nacido en 1828 y de su abuelo Gratien, nacido en 1796. Este había tomado el relevo de su padre, Dominique AINCIART. Se conoce mal la época anterior puesto que ningún archivo se conservó.


Joanes Bergara en el mismo sitio, en 1962

Jean Ainciart delante de su banco en Larressore, en 1924

" Jean AINCIART, miembro de esta casta de mañosos artesanos, fabricantes de makilas desde hace varias generaciones, era más famoso bajo el apodo evocador de KHILO, rueca en vasco ".
(Charles MARTIN-OCHOA DE ALDA, El lino, cultura y técnica de elaboración, revista Ekaina).
  

Makhilas antiguas

Desde hace varias generaciones, en Larressore, se fabrican las makhilas AINCIART- BERGARA por filiación, de la misma manera artesanal. A mano y con idénticos instrumentos, se trabaja cada pieza, tallo de níspero (vara), virola (cubo), parte inferior (férula) o bola (pomo). Con mucho esmero se conservaron y se transmitieron la habilidad manual y " los secretos de familia ".


" En la exposición de 1889, figuró una makhila que obtuvo un premio de honor. Su cubo, cuyo modelo está ante mis ojos, representa un jabalí, una becada, un zorro y una liebre, con sus apellidos en vasco : basa urdia, pekada, hacheria, erbia. Y después estas palabras : Larresoron egina. J. Ainciart. Egun argitan harzatzu urrea, andrea eta oihala ahalaz. Idiac behar luke marruma egin eta orgac egiten du. Ahora, esta makhila se encuentra en el Museo Vasco de Bayonne ".
J. B. DARANATZ, 1927, Curiosidades del Paìs Vasco.

Makhilas regaladas al Museo Vasco por la familia AINCIART.

Una anécdota

" Un subgobernador de Carlos X, instalado en Bayonne desde hacía un año, le echó la culpa a la makila por los accidentes ocurridos en las reuniones, fiestas, ferias y mercados. Intentó pués proscribirla. Con tal efecto, en septiembre de 1829, mandó una circular a todos los alcaldes del distrito ".
J. N. DARROBERS, 1995, Ekaina n° 54.

Marie Jeanne Ainciart